.Coldplay. Fix You (Te confortaré)  

 

«todo se cumpliráo»

 
  

 
 
 
 
 
 
Lectura del libro del Eclesiástico

Si quieres, guardarás los mandamientos y permanecerás fiel a su voluntad. Él te ha puesto delante fuego y agua, extiende tu mano a lo que quieras.
Ante los hombres está la vida y la muerte, y a cada uno se le dará lo que prefiera. Porque grande es la sabiduría del Señor, fuerte es su poder y lo ve todo. Sus ojos miran a los que le temen, y conoce todas las obras del hombre.
A nadie obligó a ser impío, y a nadie dio permiso para pecar.

Eclo 15,15-20

Salmo Responsorial

R. Dichoso el que camina en la ley del Señor.

Dichoso el que, con vida intachable,
camina en la ley del Señor;
dichoso el que, guardando sus preceptos,
lo busca de todo corazón.  R

Tú promulgas tus mandatos
para que se observen exactamente.
Ojalá esté firme mi camino,

para cumplir tus decretos. R

Haz bien a tu siervo: viviré
y cumpliré tus palabras;
ábreme los ojos, y contemplaré
las maravillas de tu ley. R

Muéstrame, Señor, el camino de tus decretos,
y lo seguiré puntualmente;
enséñame a cumplir tu ley
y a guardarla de todo corazón. R

Sl 118,1-2.4-5.17-18.33-34 (R.: 1b)

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios
Hermanos:
Hablamos de sabiduría entre los perfectos; pero una sabiduría que no es de este mundo ni de los príncipes de este mundo, condenados a perecer, sino que enseñamos una sabiduría divina, misteriosa, escondida, predestinada por Dios antes de los siglos para nuestra gloria.
Ninguno de los príncipes de este mundo la ha conocido, pues, si la hubiesen conocido, nunca hubieran crucificado al Señor de la Gloria. Sino que, como está escrito: «Ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el hombre puede pensar lo que Dios ha preparado para los que lo aman».
Y Dios nos lo ha revelado por el Espíritu; pues el Espíritu lo sondea todo, incluso lo profundo de Dios.

1Cor 2,6-10

Lectura del santo Evangelio según San Mateo

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: [ «No penséis que yo vengo a desautorizar los libros de la Ley y los Profetas. No vengo a desautorizar-, sino a completarlos. Os lo digo con toda verdad: Mientras duren el cielo y la tierra, no pasará por alto ni la letra más pequeña, ni el rasgo más insignificante de los libros de la ley. Todo se cumplirá. Por tanto, aquel que deje de cumplir uno de los mandamientos más pequeños, y enseñe a otros a hacer lo mismo, será tenido por el más pequeño en el reino de los cielos, pero quien los cumpla y enseñe a hacerlo, será grande en el reino de los cielos.] Yo os digo que si no sois más justos de lo que lo son los escribas y los fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. »Ya sabéis que los antiguos los mandaron:" No matarás ", y todo aquel que mate será reo ante el tribunal. Pues yo os digo: El que se enfade con su hermano, será reo ante el tribunal. [El que diga a su hermano una palabra de desprecio, será reo ante el Sanedrín, y el que lo insulte, acabará en el fuego del infierno. Por eso, ni que te encuentres ya altar, a punto de presentar la ofrenda, si allí te acuerdas que un tu hermano tiene algo contra ti, deja allí mismo tu ofrenda, y vete primero a hacer las paces con él . Ya volverás después, a presentar tu ofrenda. Si alguien te llevaron al juzgado, mientras vais, entiende en cuenta enseguida, antes no te ponga en manos del juez, y el juez en manos de los guardas, y te metan en la cárcel. Te lo aseguro: Una vez allí, no saldrías que no hubieras pagado hasta el último céntimo.] »Ya sabéis que está mandado:" No cometerás adulterio. "Pues yo os digo: Todo aquel que mira a una mujer con mal deseo, en el fondo del corazón ya ha cometido adulterio. [Por eso, si tu ojo derecho te hace caer en pecado, arranca-te tíralo y vale más que se pierda uno de tus miembros, y que no sea echado al infierno todo tu cuerpo. Y si tu mano derecha te hace caer en pecado, talla-te-y lanza-la y vale más que se pierda uno de tus miembros, y que no sea echado al infierno todo tu cuerpo. »También está mandado:" Si alguien se divorcia de su mujer, que le dé un documento donde conste el divorcio. "Pues yo os digo: Todo aquel que se divorcia de su mujer, fuera del caso de una unión ilegal , hace una adúltera, y el que se casa con una repudiada, comete adulterio.] »También sabéis que los antiguos los mandaron:" No rompas los juramentos. "Y también:" Cumple todo lo que has jurado en nombre del Señor. "Pues yo te digo: No juris nunca: [ni por el cielo, que es el trono de Dios, ni por la tierra, que es el estrado de sus pies, ni por Jerusalén, que es la ciudad del gran Rey, ni por tu cabeza, ya que tú no puedes ni hacer blanco o negro un solo cabello. ] Decir sencillamente sí cuando es sí, y no cuando es no. Todo lo que decís de más, viene del Maligno. "

Mt 5,17-37

"Lliures per a què? Per a la vida"

Déu ens ha donat el do la llibertat, llibertat que, fins i tot, podem fer servir per al mal: Si tu vols, guardaràs els manaments: ets tu qui has de decidir si et mantindràs fidel, diu la primera lectura. Però evidentment això no vol dir que sigui igual el bé que el mal. L’home té al davant la vida i la mort: li donaran allò que voldrà. Escollir la vida o la mort té unes conseqüències molt diferents. Per això acaba dient: El Senyor no mana a ningú que faci el mal, ni autoritza ningú a pecar. Déu vol que fem servir la nostra llibertat per al bé.
I Jesús a l’evangeli ens recorda la importància dels manaments: No penseu que jo vinc a desautoritzar els llibres de la Llei i els Profetes. No vinc a desautoritzar-los sinó a completar-los. I llavors passa revista als deu manaments però no per anul·lar-los sinó per a indicar unes exigències encara superiors. Així no és suficient no matar, sinó que no ens hem d’enfadar, ni hem d’insultar els germans. I ni que et trobis ja a l’altar a punt de presentar l’ofrena, si allà et recordes que un teu germà té alguna cosa contra tu, deixa allà mateix la teva ofrena i vés primer a fer les paus amb ell. Més important que l’ofrena és fer la pau amb els germans. I no és suficient no cometre adulteri sinó que tothom que mira una dona amb mal desig, en el fons del cor ja ha comès adulteri. I no és suficient donar un document de divorci sinó que tothom qui es divorcia de la seva dona, en fa una adúlte - ra. I no solament no s’han de trencar els juraments sinó que s’ha de dir senzillament sí quan és sí, no quan és no. Aquesta és la saviesa de la que parla Pau, una saviesa que no és del món present ni dels dirigents que estan a punt de ser destituïts però que té com a premi: Cap ull no ha vist mai, ni cap orella ha sentit, ni el cor de l’home somniava això que Déu té preparat per als qui l’estimen. Som lliures, sí, però l’únic camí que porta a la vida, a l’autèntica vida, és el camí d’exigència de Je sús que termina en una felicitat inimaginable.

Mn.Jaume Pedrós

Música Sacra

Con el nombre de Música Sacra agrupamos las obras musicales cristianas que a lo largo de la historia han creado los grandes compositores para destacar la obra de Dios. Nació en Europa en la Alta Edad Media con los ritos cristianos en el ámbito de las iglesias. Los antiguos cantos medievales dieron paso a las Misas y Cantatas del Barroco.

La época dorada de la música religiosa se inicia con los cantos gregorianos, alcanzan la mayoría de edad con Johann Sebastian Bach, continúa con Mozart y finaliza con las Misas de Beethoven. Mas tarde la musica sagrada deja de tener tanta importancia en la vida social y los compositores se acuerdan de ella excepcionalmente.

Glória de Vivaldi

Réquiem de Mozart Passió segons sant Joan. Bach
El Messies de Händel I El Messies de Händel II El Messies de Händel III
La Passió segons sant Mateu I La Passió segons sant Mateu II Messa da Réquiem de Verdi


 

  

 

 
 
 
 
IMAGENES